Fajas Postparto, ¿Para qué usarlas?

Fajas Postparto una de las mejores opciones que puedes tener luego de tener a tu bebé para poder recuperar esa figura que tenias antes, aquí te dejo todo lo que sé para que tu entiendas lo hermoso de esta etapa.

fajas postparto, todo lo que necesitas saber.

¡Hola! ¿Cómo se encuentran?

Les cuento que una de las cosas que me gusta más de tener hijos grandes, es que una puede hablar de más cosas con ellos con total honestidad. No sé si les ha pasado alguna vez, o si tienen algún hijo adulto, pero la relación que una como mamá tiene con ellos cambia bastante. Cuando son pequeños, una tiene solo algunos temas que hablar, generalmente de sus gustos, de la escuela, de lo que quieren hacer... sin embargo, y a pesar de que como adultos también hablamos de cosas muy parecidas, la gama de asuntos de los cuales podemos hablar se amplía.

Si bien como mamá siempre debemos mostrarles nuestro apoyo en sus intereses y ayudarlos a desarrollarlos, cuando tenemos hijos adultos esos intereses, dudas y comentarios se hacen más complejos e interesantes.

El otro día, por ejemplo, tuve una charla muy interesante con mi hija Laura. En una de nuestras videollamadas, le conté de Selena, que había tenido a su bebe por cesárea y que, a pesar de sentirse bien, aún seguía en proceso de recuperación.

“¿Le recomendaste que use nuestra faja?” me dijo Laura, “¡Obvio!” le respondí. Luego de eso, nuestra conversación tomó un rumbo inesperado: “mamá, ¿tu cuerpo cambió mucho cuando nos tuviste?” me preguntó. Y fue a partir de ahí que la charla se volvió más íntima y honesta.

Como a muchas de las lectoras que han sido mamás, el tener hijos es una de las decisiones de la que nunca me arrepiento ni arrepentiré. Amé la posibilidad que tuve de tener hijos siendo aun joven, sentí que pude disfrutarlos más, y que tenía más vitalidad. Todos se llevaban relativamente poco tiempo entre ellos, pero era el ideal para que se hicieran muy amigos, y para que yo tuviera la posibilidad ahora de continuar siendo relativamente joven y aprovecharlos en su adultez. Obviamente también me gusta la idea de ser una abuela joven en un futuro, pero entiendo que eso será cosa de mi hija y mi yerno. Mi familia es de mis mayores bendiciones y siempre agradezco a Dios por ellos.

Sin embargo, tener hijos definitivamente marcó un antes y un después en mi vida. No solo por el hecho de que desde el momento en que nació Laura, nuestra primera hija, nuestras prioridades cambiaron totalmente y fue realmente una etapa de mucho aprendizaje. Sino también por el hecho de que mi cuerpo pasó por muchos cambios físicos y hormonales que nunca había experimentado. Mi cuerpo cambio para siempre desde el momento en que comencé a tener a mis hijos.  

Sé que no soy ni seré la única mujer que haya pasado por esto, y doy gracias porque durante el periodo desafiante de mi maternidad, hubo mujeres en mi vida que me entendieron y me guiaron en todo esto que estaba sintiendo y pasando. Estoy segura de que estos cambios se hicieron más fáciles gracias a su apoyo, y al confiarle a Laura todo lo que yo había sentido con total honestidad, también le recordé que yo estaría para ella en este periodo. Y en este caso, ¡también estoy para ustedes!

Mi objetivo hoy es contarles cuáles son los cambios por los que pasamos cuando tenemos un bebé y por qué las fajas serán sus mejores aliadas a la hora de recuperarnos, tanto físicamente como emocionalmente.

Y como venimos hablando siempre con total honestidad, les cuento que yo no soy médica ni nada parecido. Simplemente soy una experta en fajas que ama informarse correctamente y dar su opinión y sugerencias respecto a estas aliadas. Es por eso que siempre busco información de sitios confiables y oficiales, porque sé que para informarnos debemos hacerlo responsablemente.  Me gusta investigar como funcionan nuestros cuerpos y como las fajas pueden ser aliadas para ayudarnos a ser nuestra mejor versión.

 ¿Qué sucede con nuestros cuerpos durante post parto?¿Debo usar una faja postparto?

Luego de que nuestro bebé nace, a nuestro cuerpo le suceden varias cosas, que incluyen cambios físicos y cambios emocionales. Imagínense que nuestro cuerpo debió llevar por nueve meses otra vida adentro, nutrirla y protegerla, y luego, de repente, esa vida ya no esta más dentro nuestro. Debido a esto, el sentir molestias y cambios en nuestros cuerpos es algo normal, pero siempre es importante que vayamos a nuestros chequeos médicos y tengamos la opinión de un profesional al respecto, para que nos guie y nos recomiende métodos para sentirnos mejor. 

Uno de los cambios que suceden en nuestro cuerpo luego del parto, es que nuestros pechos pueden sentirse más sensibles y dolorosos al tacto. Generalmente nos recomiendan que nos coloquemos compresas frías, y amamantemos seguido a nuestro bebé, o al menos, que extraigamos la leche contenida en nuestros pechos con un sacaleches. La idea en esta etapa posparto es que usemos un corpiño cómodo, que nos permita además usar almohadillas para lactancia para no mojar nuestra ropa. Una de las fajas que siempre recomiendo para la recuperación post parto es la Faja Media Pierna Tira Ancha Línea Oro. La verdad que voy a recomendarles varias fajas durante este post, pero voy a ir de a poco. Todas las fajas que les recomiendo tienen la ventaja de ser “pechos libres” es decir, trabajan dando compresión a todo el cuerpo, excepto en nuestros senos. Esto facilitara muchísimo la hora de amamantar y de cuidar esta parte de nuestro cuerpo.

Nuestro peso normal cambiará. Luego de dar a luz, probablemente pesaremos entre unos 5 y 6 kilos menos que cuando estábamos embarazadas, ya que no contamos con el peso del bebe, de la placenta y del liquido amniótico. Nuestro cuerpo además esta reteniendo líquidos, por lo que siempre se recomienda tomar mucha agua durante este periodo. Al principio notaran que perder peso resulta (aparentemente) fácil. Sin embargo, volver a nuestro peso normal o ideal no será fácil. Los kilos desaparecerán lentamente luego de la caída inmediata, ya que la naturaleza creó el cuerpo de las mujeres de tal manera que acumulemos grasa como reserva de energía para la lactancia. La idea es que durante este periodo posparto, comencemos a usar una faja lo antes posible, y cuando el doctor lo autorice, a hacer ejercicio regularmente.

Las mujeres también podemos llegar a sentir sofocos y escalofríos, ya que nuestro cuerpo se esta adaptando nuevamente a las concentraciones hormonales y a los nuevos niveles de flujo sanguíneo. Podemos llegar a sentir dolores de útero, ya que éste comenzará a encogerse lentamente hasta recuperar su tamaño pre-embarazo. Algo que me pasó a mi durante mi segundo post parto fue que sudé muchísimo por algunos días. Cuando consulté al respecto, me explicaron que este exceso de sudoración es normal porque el cuerpo esta eliminando el aumento de agua que generó el embarazo. El uso de faja será ideal para ayudarte a continuar eliminando líquidos retenidos durante esta etapa.

¿Por qué sirve usar faja postparto?

Las fajas que siempre recomendamos debido a que son ideales para tu proceso postparto son las siguientes: la Faja Rodilla Tira Ancha Negra, la Faja Media Pierna con tiras Negra, la Faja Media Pierna Tira Ancha y la Faja Rodilla con Mangas Gafete Central.

Las fajas postparto son ideales por diferentes razones.

Como mencionaba antes, nuestro cuerpo estará más hinchado debido a la retención de líquidos y al tamaño agrandado de nuestro útero en los primeros días. Estas fajas controlan todo nuestro abdomen, comprimiéndolo y ayudando a la eliminación de líquidos, además a reorganizar los órganos que tuvieron que adaptarse por nueve meses a compartir espacio con un bebé, y de ayudar a los músculos a colocarse nuevamente en su lugar, acelerando así nuestra recuperación. Otra particularidad de estos modelos es que dejan libre la zona de nuestros pechos, una característica que se le conoce como “senos libres”.

Respecto a la compresión que la faja genera en tu abdomen alto, medio y bajo, La Faja Rodilla con Mangas Gafete Central es una de mis favoritas ya que, al tener tres hileras de broches, nos ayuda a tener mas control sobre la cantidad de compresión que deseemos crear y así ir ajustándola a medida que vamos perdiendo líquidos y peso. En caso de haber pasado por una cesárea, la protección y compresión que estas fajas generan en nuestro abdomen ayuda a que estemos menos expuestas a lastimarnos las suturas de la operación y menos expuesta a bacterias e infecciones.  

Todos estos modelos son muy cómodos de usar debido a sus costuras planas, la lycra y el Powernet con la que están fabricadas garantizan que el material sea suave al tacto y de alta calidad, y el hermoso encaje elástico que tiene en el área de las piernas, está elaborado de tal manera que no se sube ni se nota, no importa la ropa que usemos. La comodidad es algo que considero ¡esencial! especialmente en esos momentos en que estamos sufriendo varias dolencias.  

Faja Media Pierna con Gafete Central (Ref. O-201) Faja Postparto

La Faja Media Pierna Tira Ancha, la Faja Rodilla con Mangas Gafete Central y la Faja Rodilla Tira Ancha, cuentan con mayor cubrimiento de brazos y espalda, factores que colaboran a la buena postura, y por supuesto, a deshacerse de los rollitos de nuestra espalda y a controlar mejor la piel de nuestros brazos. Por su parte, la Faja Media Pierna con Tiras Negra, controlará los rollitos que se pueden crear en la zona del brasier.

Uno de los errores que cometemos al momento de amamantar es colocarnos en una mala postura, tendiendo a irnos hacia adelante. Es por esto que el usar fajas con doble refuerzo abdominal, como estas que les estoy sugiriendo, es muy importante, ya que nos ayudan a mantener una correcta postura en todo momento, y primordialmente durante la lactancia.

Si bien no muchas personas lo expresan abiertamente, los cambios en nuestro cuerpo sí generan cambios en cómo nos sentimos con nosotras mismas. Nuestro cuerpo cambió y probablemente hayamos engordado, por lo que nuestra autoestima puede verse afectada. El uso de las fajas nos ayuda a moldear nuestra figura en instantes, colaborando a que nos sintamos mucho mejor con nosotras mismas y mas cómodas a la hora de vestirnos. Las fajas que les mencioné están diseñadas para definir nuestra cintura, y tienen un sistema levanta cola. Además de hacernos sentir mas lindas con nuestra figura, las fajas también dan seguridad al momento de volver a nuestras actividades diarias, porque nos comprimen y aseguran.

Otra de las razones por las cuales deberíamos usar faja postparto es que nos ayudan en la recuperación de la diástasis abdominal, que es lo que puede surgir cuando los músculos del abdomen se separan durante el embarazo y permanecen separados después del nacimiento del bebé. La compresión de las fajas post parto ayuda a acelerar la recuperación de dicha diástasis al comprimir la musculatura de nuestro abdomen.

Realmente los cambios por los cuales pasamos cuando decidimos ser mamás son increíbles, pero más increíble es que podamos recuperarnos del embarazo y continuar con nuestras actividades diarias. A todas las que lo estén pensando, les recomiendo que se animen a tener hijos, ¡no se arrepentirán!

Y luego de tener a sus bebes, no duden en conseguir una faja post parto de Forma Tu Cuerpo, ya que esta será tu mejor aliada durante tu recuperación. Yo mientras tanto, esperaré a que mi hija se anime a tener a mis nietos... jeje

¡Muak! ¡Besos a todos!

Rocio.

 

Escribenos para comprar tu faja postparto


Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

[powr-social-media-icons id=1ce969fe_1494906313]