10 hábitos saludables en la alimentación que debes empezar hoy

Si de salud se trata, la mayor parte de enfermedades que no son hereditarias las podemos prevenir si tenemos hábitos saludables en la alimentación y un buen estilo de vida. Por eso, no es raro encontrar que las personas que viven más años, en su juventud tuvieron buenos hábitos de vida. Así que si quieres mantenerte saludable y verte mejor, es hora de cambiar tu alimentación y dejar el sedentarismo de lado.

¿Qué pasa si no te alimentas bien?

Es comprensible que la falta de tiempo o la costumbre de alimentarte de cierto modo te conduzcan a no comer sanamente. Además, se suele pensar que una alimentación sana y saludable no es rica, que solo consiste en comer verduras, pero ese mito, además de estar lejos de la realidad, te puede conducir a padecer ciertos problemas.

Dentro de las enfermedades o afectaciones más comunes que puedes desarrollar por tener malos hábitos de alimentación está la obesidad, diabetes, problemas cardíacos, hipertensión, colesterol y problemas digestivos. Estos pueden presentarse por un desequilibrio alimenticio, por consumir muchas grasas, azúcares, calorías, harinas y pocas frutas y verduras.

Si tu cuerpo no recibe los nutrientes que necesita, el riesgo de desarrollar problemas como los mencionados anteriormente aumenta. Además, puedes sentir agotamiento o falta de energía. Sin embargo, es posible crear hábitos de alimentación saludable para no sufrir las consecuencias de una mala alimentación.

Tips para mejorar tus hábitos de alimentación

Para crear un hábito, solo necesitas ser constante en tu meta por al menos 21 días. En ese tiempo, tu cerebro adoptará el cambio y lo hará parte de su rutina, por lo que le costará menos y terminará por acostumbrarse. Estos son algunos tips para que logres hábitos saludables en la alimentación:

1. Revisa lo que comes

Para cambiar tus hábitos de alimentación es importante que sepas dónde estás, es decir, que identifiques el punto de partida. Anota qué comes en un día normal y cómo te sientes antes de hacerlo, así sabrás qué hábitos tienes y cuáles cambiar.

2. Cuida los horarios

Crear rutinas para comer es esencial. Establece un horario para cada comida y cúmplelo, de este modo tendrás un mejor metabolismo y evitarás problemas digestivos.

3. Come más frutas y verduras

Una alimentación sana y saludable incluye el consumo diario de 2 a 3 porciones de fruta y de verduras, ya que estas aportan fibras y vitaminas que el cuerpo necesita para funcionar adecuadamente.

4. Selecciona qué comerás

Un buen hábito que debes desarrollar es planificar tu alimentación. Tómate un tiempo para escoger lo que comerás en tu día o semana. Así sabrás qué comprar y podrás optar por la variedad, teniendo en cuenta lo que necesitas ingerir.

5. Divide tus alimentos

Para que dejes de comer más de lo que necesitas por tener mucha hambre, es importante que dividas tu alimentación en cinco comidas: desayuno, merienda, almuerzo, otra merienda y la cena.

6. Come sin distracciones

Dentro de los hábitos de alimentación saludable no podemos pasar por alto comer sin distracciones. Evita usar el celular, ver el televisor, jugar o hacer cualquier otra actividad mientras comes. Respeta tu tiempo de alimentación y come con tranquilidad.

7. Revisa cantidades

Fíjate si las porciones que te sirves son las apropiadas, especialmente si quieres bajar de peso. No necesitas llenura, sino tener una alimentación balanceada. Equilibra tu plato con carnes magras o pescados, verduras y un poco de carbohidrato. No olvides tomar agua, es mejor que los jugos.

8. Come más despacio

Para tener una buena digestión, uno de los hábitos saludables en la alimentación que debes procurar es comer más lento, tomarte el tiempo de masticar correctamente los alimentos y no comer de afán.

9. Repósate

Igual de importante es que te reposes luego de cada comida. Tras la cena, espera al menos una hora antes de irte a la cama, así evitarás problemas digestivos y los alimentos se procesarán mejor en tu cuerpo.

10. Muévete

Además de una alimentación sana y saludable es esencial que te ejercites, tanto por salud como por verte mejor. Unos 20 minutos de actividad física al día te ayudarán a fortalecer tu corazón y a mantenerte saludable. Si quieres bajar peso y moldear tu figura, complementa tus ejercicios con una faja deportiva para obtener mejores resultados en menos tiempo.

Como dice el dicho: es más barato prevenir que curar. Así que trabajar en mejorar tus hábitos de alimentación es una inversión que le haces a tu cuerpo para que esté más saludable y evites enfermedades o problemas de salud. Sigue estos consejos y empieza a cuidarte hoy.

Publicación más antigua


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

[powr-social-media-icons id=1ce969fe_1494906313]